Blog

Vernos a través de nuestros ojos

¿Das mucha importancia exagerada a tus defectos? ¿Te comparas continuamente con el resto? ¿Te cuesta mucho decir no?

¿Vives esperando a que cambie eso que no te agrada para sentirte  feliz?

La Autoestima se desarrolla gradualmente durante toda la vida, a través de cómo manejamos nuestros fracasos y éxitos y de cómo nos valoran lo que nos rodean. Nuestras figuras de referencia, nuestros padres, hermanos, jefes, amigos, pueden aceptarnos tal y como somos o transmitirnos que tenemos que cumplir sus expectativas para que nos otorguen su aprobación.

Dicho de otra manera pueden decirnos que confían en nosotros o no creer que podemos.

Si no nos hemos sentido valorados durante  nuestro desarrollo o en determinadas etapas, como adultos podemos vernos a través de nuestros propios ojos y valorarnos a nosotros mismos.

Aquí  te dejo unos consejos  para empezar a trabajar a nivel personal si quieres mejorar en este sentido:

  • No dependas de la aprobación de los demás. No puedes cumplir las expectativas de los otros, ya que además de que no conseguirás darles a todos lo que esperan, dejarás de pensar en lo que quieres y te convertirás en un esclavo mental.
  • Logro en vez de perfección. Los errores son oportunidades de aprendizaje, acepta que los cometerás al igual que el resto de las personas en este mundo. Si sientes que nunca es suficiente nunca serás feliz.  Nadie es perfecto, no te lo exijas a ti mismo.
  • Celebra tus éxitos. Aprende a reconocer tus éxitos, felicitarte y celebrar los pequeños objetivos, deja de darle importancia sólo a los fracasos y de pensar en los éxitos como “lo normal”. Además de mejorar tu autoestima estarás consiguiendo un motor de motivación para continuar avanzando.
  • No te compares. Busca siempre mejorar, pero sin compararte con otros, no seas injusto contigo mismo fijándote en lo que los demás hacen mejor que tú, no los idealices.  Cada persona es única y singular con sus virtudes y sus defectos.
  • No digas sí, cuando quieras decir No. Decir lo que piensas y poner límites, no dejar que los demás te avasallen y se aprovechen de ti.La asertividad es una muestra de autoestima. ¡Prueba a decir que No!

Siempre estás a tiempo de valorarte y hacer que tu autoestima aumente. ¿Por qué no empezar a practicarla?

Foto: Flickr

Dejar un comentario