La Terapia Cognitiva-Conductual, es el tratamiento psicológico que hoy por hoy arroja mejores resultados a la hora de enfrentarnos a un trastorno psicológico.

Se trata de una terapia que  aborda  los problemas que una persona padece desde dos puntos de vista interrelacionados entre sí:

  • Lo que una persona piensa, lo cognitivo
  • Lo que una persona hace, lo conductual

metodo

Las personas funcionamos mediante un complejo engranaje donde aquello que pensamos, sentimos y hacemos interactúa constantemente entre sí: El pensamiento, la emoción y la conducta son tres aspectos psicológicos íntimamente relacionados, de tal manera que un cambio en alguno de ellos producirá alguna modificación en los otros dos.

A lo largo de la infancia  las personas van configurando sus “esquemas cognitivos básicos” que son el sistema de creencias que la persona elabora en relación a lo que le rodea. Estas creencias están en la base de toda una serie de pensamientos automáticos irracionales, dedistorsiones cognigitivas que actúan a modo de filtro a través del cual deformamos la realidad que nos rodea.

Trabajamos el modo en que la persona interpreta la realidad que está viviendo, y cómo esto le hace actuar. No existe una situación que nos haga sentir a todos por igual, lo que media es la interpretación que cada persona hace de la situación. ¿Pero por qué cada persona piensa de un modo diferente? La forma de pensar es un producto fabricado a lo largo de los años que influye de modo decisivo en nuestro presente.

El objetivo final no es tan solo eliminar el malestar, puesto que lo más importante es proveer a la persona de nuevas herramientas y maneras de actuar, para poder afrontar problemas similares en el futuro y que éstas aprendan a manejar y sobrellevar situaciones que antes le parecían insuperables.

La duración del tratamiento depende de la cronicidad del problema, es decir, de cuándo empezaron los primeros síntomas y cómo han ido evolucionando en el tiempo, cada persona tiene su propio ritmo de adaptación.

En la mayoría de los casos con una evaluación y tratamiento personalizado no tiene porque ser un proceso costoso, con un número reducido de sesiones de tratamiento lograrás resultados rápidos y eficaces que se mantendrán en el tiempo.

Ventajas de la Terapia Cognitiva Conductual
Como se muestra en múltiples estudios tanto la “terapia conductual” como “terapia cognitiva”, y especialmente la combinación de ambas, son muy eficaces en el tratamiento de los Trastornos de Ansiedad. A través de laterapia cognitiva conductual, los pacientes aprenden y entienden cómo sus pensamientos favorecen los síntomas de los trastornos de ansiedad, y cómo pueden cambiarse los patrones de pensamiento para reducir la probabilidad de aparición de la sintomatología y posterior desarrollo del trastorno.

La eficacia de los tratamientos psicológicos para la fobia social ha sido reiteradamente puesta de relieve, señalándose como estrategias más adecuadas la exposición (en cualquiera de sus vertientes), el entrenamiento en habilidades sociales, la reestructuración cognitiva, y una combinación de éstas.

El método más investigado, hasta el momento, ha sido el cognitivo-conductual. De este enfoque se han derivado tratamientos eficaces para una diversidad de problemas: trastornos de ansiedad, depresión mayor, disfunciones sexuales, problemas de pareja, trastornos de alimentación, drogodependencias, trastornos de conducta…

 

En general, los tratamientos psicológicos más efectivos tienen objetivos claros, están centrados en la solución de problemas inmediatos, son más bien de corta duración (de 2 a 6 meses, aunque es mayor en problemas graves o cuando hay varios problemas) y producen una mejoría tras las 8-10 primeras sesiones.

Enlaces acerca de la validez Terapia Cognitiva Conductual:

http://www.infocop.es/view_article.asp?id=2013

http://www.psicothema.com/psicothema.asp?ID=468

http://www.psicothema.com/psicothema.asp?ID=466