Blog

Se Acabó ¿Y Ahora qué?

Cuando se rompe una relación de pareja, lo habitual es pasar por una serie de etapas, hasta que se asimila esa pérdida, esa ruptura. Y aquí empieza el viaje…

Primero lo negamos, no nos lo creemos, hacemos que no nos duele ni nos importa, hasta que por debajo de esa máscara sale la tristeza, después tenemos miedo, sentimos que en algún punto somos culpables y empezamos a enfadarnos con nosotr@s y con el otr@, esta fase de enfado suele ir unido a las ganas de querer salir, hacer, descontrolarse y despegarnos de nuestros hábitos. Todo esto es sano que suceda y parte del engranaje para que llegue la nostalgia, la calma y la necesidad de estar mejor y por fin la Aceptación.

Este tiovivo de sensaciones por el que pasamos, con viajes de distinta duración para cada persona, tiene su meta en la aceptación de lo que ha ocurrido, para poder continuar de una forma sana con nuestra vida. Lo que llamamos “pasar página”

Ha sucedido…¿y ahora qué? Cómo hacer para que este incómodo viaje pueda hacerse sin que se alargue más de lo debido.

Aquí te dejo tres recomendaciones de lo que se te pasará por la cabeza y no debes hacer  para que compres el viaje corto:

[list type=”minus_alt”]

  • “No contacto”: No tener contacto durante un tiempo con tu ex pareja, ya lo harás ,si quieres cuando te encuentres mejor y más fuerte.Si es imprescindible algún contacto (por hijos, propiedades comunes,etc), intenta que sea el mínimo. Puedes explicar que durante un tiempo necesitas menos contacto y hacer uso de alguien cercano para gestionar las cosas comunes y evitar los contactos.
  • Bloqueo de información sobre  la otra persona: A veces en alguna de las fases queremos saber de la otra persona y buscamos en redes sociales, quedamos con amigos comunes, no lo hagas, tener más información no te va a ayudar ni reconfortar.
  • Tiempo de duelo primero, amigos después: En algunas ocasiones donde la ruptura es amistosa, la otra persona quiere saber y preguntar continuamente como te encuentras, explícale que pasado un tiempo, podréis negociar el tipo de amistad que queréis/podréis tener, pero ahora es tú momento.

[/list]

Si la ruptura ha supuesto para ti una pérdida no intentes precipitar la aceptación. En los primeros días, como mucho, estarás en la fase de que “no te importa”.

Si no procesas y/o expresas bien el dolor, esas emociones acabarán saliendo a la luz y aparecerán como altibajos.

Foto: Flickr

Dejar un comentario