Blog

¿Mi ansiedad se ha convertido en un Trastorno?

La tensión que sentimos ante una reunión de trabajo o  la forma en que nuestro corazón late si estamos en peligro. ¿Te suena? Todos conocemos que es la Ansiedad.

La ansiedad nos ayuda a enfrentarnos a situaciones, hace que mejore nuestro rendimiento, pero en ocasiones esta emoción puede dar resultados contrarios, evitando que no seamos capaces de enfrentarnos a nuestro día a día, o no hacerlo de forma eficaz.

Cuando de forma automática se activa nuestro nivel de alarma y aparece una respuesta ansiosa nuestro organismo nos avisa física y psíquicamente.

Es probable que durante alguna temporada hayas notado que tienes dificultad para conciliar el sueño porque no dejas de darle vueltas a una u otra idea, no te puedes concentrar más de un par de minutos para hacer algo, que fumas o comes más de lo habitual, que te sientes intranquilo, o nervioso. Es nuestro organismo el que nos está avisando de ese nivel de alarma.

Cuando las sensaciones de alerta se mantienen casi todo el tiempo sin ninguna causa aparente, continúa esa ansiedad cuando no tenemos esas reuniones de trabajo o causas que aparentemente la disparan, o las sensaciones de ansiedad son de tal intensidad que provocan que empecemos a dejar de realizar actividades del día a día, para evitarlas, interfiriendo en nuestro rendimiento social y laboral (no vamos a reuniones, faltamos al trabajo, no salimos con nuestros compañeros, no hablamos en casa…), la ansiedad se habrá convertido en generalizada, y por tanto en un trastorno: Trastorno de Ansiedad Generalizada (En adelante TAG).

Y ¿cómo detectamos que la ansiedad ha dejado de ser simplemente una señal de alarma para convertirse en algo desadaptativo?

Nuestro cuerpo nos avisa, los síntomas principales son:

  • Ansiedad excesiva, no la controlamos, tenemos síntomas de alerta sin causa.
  • Tensión motora, entumecimientos musculares, dolores de cabeza tensionales, etc.
  • Hiperactividad autónoma: Manos frías, palpitaciones,dificultad para respirar, nauseas…
  • Alerta, Irritabilidad.
  • Insomnio: Dificultad para dormir, despertarse con la sensación de no haber descansado.

Un trastorno de ansiedad puede hacer que nos sintamos ansiosos casi todo el tiempo sin ninguna causa aparente.

Cuando nos sentimos muy nerviosos, tenemos la sensación de “saltar por todo”, dolores musculares (que no se relacionen con ninguna otra causa), cuando empezamos a dejar de realizar determinadas actividades de nuestro día a día por evitar situaciones o sensaciones, es señal de que no controlamos nuestras respuestas de ansiedad.

Las personas que padecen de TAG  no parecen poder deshacerse de miedos aún cuando normalmente  comprenden que su ansiedad es más intensa de lo que la situación justifica. Si tienes un TAG, no podrás relajarte, anticipas preocupaciones por la salud, dinero, familia o trabajo. A menudo te costará conciliar el sueño o permanecer dormidos, estarás más irritable, te sentirás más cansado y te costará trabajo concentrarte.

 Si te reconoces en estos síntomas y llevas con ellos un mínimo de 6 meses, es importante que empieces a replantearte las cosas y que decidas cómo quieres vivir.

Tu problema tiene solución, si no eres capaz de ponérsela tú, será a través de la vía profesional, pero ¡ponte en marcha!

Dejar un comentario