Blog

¿Cuando mentimos más?

Las razones por las que podemos mentir en alguna ocasión, son bastante diversas, a excepción de aquellas personas donde la mentira se convierte en algo patológico y se pierde el control sobre ella, en el resto de las ocasiones, nuestro grado de autocontrol es el que va a determinar y valorar si diremos o no una mentira.

El autocontrol es esa capacidad que nos permite controlar nuestras emociones, eligiendo lo que queremos hacer y/o decir en cada situación.

Bien, pues según un nuevo estudio publicado en Psychological Science, nuestra habilidad para controlarnos, y así evitar engañar o mentir, se reduce según el curso del día.

Sabiendo que el autocontrol puede ser agotado por la falta de descanso y de tomar decisiones repetidas , las actividades normales durante el día serían suficientes para agotar el autocontrol y aumentar el comportamiento deshonesto.

Es decir, además de trabajar nuestro autocontrol ahora tenemos que tener en cuenta la hora del día, ya que según este estudio somos más propensos a mentir por la tarde.

En dos experimentos que diseñaron se mostró a los voluntarios (estudiantes universitarios) unos patrones de puntos en un monitor. Para cada patrón tenían que identificar si había más puntos al lado derecho que a otro lado. A los participantes no se les daba un dinero determinado si acertaban la respuesta correcta, sino que cuando la mayoría de puntos estaban a la derecha de la pantalla se les pagaba 10 veces más que si estaba a la izquierda. Con esto se proporcionaba un incentivo al engaño y a decir que había más puntos a la derecha incluso cuando no era así.

Se hicieron dos turnos con los voluntarios que participaban, uno de 8:00 a 12:00 y otros de 12:00 a 18:00.

Resultó que los del primer turno eran menos propensos a engañar que los del segundo,“efecto de moralidad matutina”.

Se evaluó la conciencia moral de los participantes , tanto en la mañana y la tarde .

Después de su presentación con fragmentos de palabras como “__ RAL ” y ” E_ __ C_ _” a los participantes, por la mañana eran más propensas a formar las palabras ” moral ” y ” ética “, mientras que la tarde los participantes tendían a formar la palabra “coral” y ” efectos”, prestando un mayor apoyo en el sentido de la moralidad mañana.

Siguiendo en esta linea, los participantes fueron más propensos a enviar un mensaje a un socio deshonesto virtual o reportar haber resuelto un problema de número de coincidencia irresoluble de la tarde , en comparación con la mañana.

Así, a partir de ahora, habrá que estar más vigilante acerca de la hora del día en la que decimos y/o hacemos, nos enfrentamos a tentaciones, o recibimos información, ya que no siempre va a ser invariable nuestra honestidad ni la de los demás.

Artículo original: Psychological Science

Foto: Flickr

Dejar un comentario