Blog

¿Necesito tu Aprobación?

¿Sabes mantener en el límite tu necesidad de aprobación?

Es normal y sano querer que las otras personas nos aprueben. No sería posible tener relaciones sanas si no existiera cierto deseo de satisfacer a la otra persona.

Pero este  deseo de satisfacer al otro, es un arma de doble filo, si no controlamos esa necesidad, se puede volver exagerada y destruir nuestras relaciones llegando a ignorar las necesidades importantes de los otros.

Cuando esta necesidad de aprobación es excesiva, tendemos a evitar hacer cualquier cosa que pudiera causar desaprobación y esto a su vez puede provocar una conducta no asertiva. Este miedo al rechazo o miedo al abandono, puede limitar nuestros derechos o decir “no”, ya que existe la posibilidad de que ante nuestra respuesta, los otros la rechacen o nos desaprueben.

Las personas con excesiva necesidad de aprobación suelen tener uno, o ambos, de estos dos rasgos:

  • Indecisión: Esta se debe al miedo a que una decisión inapropiada pueda provocar la desaprobación, por lo que no conseguimos decantarnos por nada en concreto ya que ninguna de las opciones nos parece la correcta.
  • La dificultad para aceptar las críticas: La crítica suele considerarse como rechazo, aunque sea constructiva.

¿Qué decirte?

Si te encuentras rozando ese límite empieza a decirte que el rechazo y la desaprobación son parte de la vida, y aunque no te gusten no tienes porque temerlos. Siempre habrá alguien a quien no le gustes independientemente de lo que hagas, del mismo modo que habrá personas que no te gusten.

Por último cuando te sientas criticado no digas nada hasta que no dispongas de tiempo, mientras, para intentar tomar distancia y ser objetivo, puedes preguntarte:

  • ¿Es algo suficientemente importante como para cuestionarlo?
  • ¿Es la persona que ha hecho la crítica, fiable con relación a este tema?
  • ¿La crítica se ha planteado como constructiva o hiriente?

Una persona con excesiva necesidad de aprobación es probable que desarrolle dependencia y celos, problemas adicionales, y demandará muchas veces demasiado tiempo de atención a los amigos o pareja.

¿Donde está tu límite?

Foto: Flickr

Dejar un comentario